LA MAGIA ESTÁ EN EL BARRIO.

LA MAGIA ESTÁ EN EL BARRIO.

Las asociaciones vecinales, los comerciantes y el Ayuntamiento se unen para impulsar el comercio local estas navidades

 La FRAVM, la COCEM y el Ayuntamiento de Madrid han presentado en el Mercado de Antón Martín la campaña “La magia está en el barrio” para invitar a la ciudadanía a comprar en los comercios de proximidad. Las asociaciones vecinales y las tiendas colocarán carteles y distribuirán adhesivos para los regalos y lanzarán mensajes de apoyo a través de las redes sociales.

Enrique Villalobos, presidente de la FRAVM, Armando Rodríguez Ocaña, presidente de la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (COCEM), la directora general de Comercio y Hostelería del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Díaz de Villegas Soláns, y María Pía Junquera Temprano, directora general de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, han presentado la campaña navideña de apoyo al comercio local “La magia está en el Barrio”. El Mercado de Antón Martín ha sido el escenario elegido, donde también han estado presentes miembros de asociaciones vecinales de la zona y de la gerencia del mercado.

La FRAVM, entidad impulsora de la campaña, ha destacado la importancia de “las relaciones de ayuda mutua y buena vecindad entre las asociaciones vecinales y los comerciantes de los barrios, para que los barrios sigan vivos, activos y seguros”.

La campaña “La magia está en el Barrio” se une al trabajo continuado de la FRAVM y sus asociaciones vecinales en apoyo al comercio local ya que los comerciantes de los barrios forman parte del tejido del barrio y son actores muy importantes para la vida de la vecindad. Las tiendas cercanas, los negocios de los barrios, inciden en el valor de nuestras calles como espacios de participación y encuentro y contribuyen a que sean más vivos, dinámicos y seguros.

De hecho, el comercio de cercanía ha sido durante la pandemia, y también en otras situaciones de emergencia como la provocada por el temporal Filomena, un nudo importante en la movilización y reactivación de los barrios. Pero también la pandemia ha agravado la tendencia a abandonar a su suerte a los pequeños comercios.

Es una realidad que el comercio de proximidad poco a poco se está adaptando a los cambios del mercado con procesos de digitalización e incorporando nuevos canales de venta, sin perder la relación con el consumidor que tan importante es para nuestro modelo de ciudad. La campaña de la FRAVM apela a la responsabilidad de la ciudadanía a la hora de consumir, ya que son muchas las razones para apostar por el comercio de cercanía. Comprar en el barrio conlleva prosperidad económica en el entorno, así como una redistribución de la riqueza. Los comercios de cercanía son además generadores de empleo cercano y dan identidad al barrio contribuyendo a su visibilidad y mejorando aspectos como la limpieza y la buena imagen, lo que provoca que aumente su importancia como espacio de socialización de los vecinos y vecinas.

El lema de la campaña que hoy se ha presentado, “La magia está en el Barrio”, pretende reforzar el protagonismo del comercio local mediante la idea de que, aunque la magia de los regalos viene de Oriente, quienes nos la traen son los comercios cercanos, las tiendas del barrio.

Deja una respuesta

Cerrar menú