La FRAVM rechaza el nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias al entender que empeorará la calidad asistencial

La FRAVM rechaza el nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias al entender que empeorará la calidad asistencial

La Federación Vecinal, con más de dos años luchando por la reapertura de los SUAP, considera inviable un modelo que depende en buena medida de médicos y enfermeras voluntarios. El caos vivido ayer en los nuevos Puntos de Atención Continuada (PAC), muchos de cuales arrancaron sin médico y enfermera, es el reflejo de un plan que ha sido diseñado sin previsión ni rigor y a espaldas de asociaciones vecinales y pacientes.

Manifestación unitaria en defensa de la sanidad pública del 22 de octubre a su paso por la calle Alcalá

El nuevo modelo de urgencias extra hospitalarias de la Comunidad de Madrid  ha puesto en marcha de forma desastrosa, sin médicos, enfermeras y personal suficiente en muchos de los nuevos Puntos de Atención Continuada (PAC) de los centros de salud.

La Federación Vecinal, a través de su Comisión de Sanidad, lo considera absolutamente inviable con los recursos humanos y materiales previstos por el Gobierno regional, que confía en atraer a los PAC, de forma voluntaria, a unos profesionales agotados, estresados y al límite. Los abandonos y renuncias de médicos y enfermeras de los últimos meses muestran con crudeza esta grave situación para el sistema público de salud.

Todo parece indicar que la dispersión de las y los profesionales de los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y los 41 Servicios de Atención Rurales (SAR) en los nuevos PAC no solo no servirá para mejorar las urgencias extrahospitalarias sino que redundará en un clara pérdida de la calidad asistencial. El pasado sábado, 22 de octubre, unas 50.000 personas se manifestaron por el centro de Madrid precisamente para exigir más calidad y más recursos, que sirvan para frenar el alarmante deterioro de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid de los últimos años.

Por ello, las asociaciones vecinales de la FRAVM reclaman que tanto los SAR como los centros de urgencia de proximidad recuperen la actividad que tenían antes de la pandemia, con horarios, estos últimos, de 21:00 a 8:00 en turno nocturno de lunes a viernes y de 24 horas los sábados, domingos y festivos, y siempre con personal sanitario. Además, ante el riesgo de que la Consejería de Sanidad reduzca el horario de atenciones en los centros de salud, reiteran su demanda de funcionamiento desde las 8:00 hasta las 21:00 con plantillas acordes a la población asignada con contratos dignos.

Deja una respuesta

Cerrar menú