¿Cada vez menos árboles? Que se repongan los árboles talados y que se mejore el mantenimiento de los existentes

¿Cada vez menos árboles? Que se repongan los árboles talados y que se mejore el mantenimiento de los existentes

Tras los últimos temporales que ha traído el invierno, parte de los daños que hemos sufrido en el distrito de Usera, y más concretamente en nuestro barrio de San Fermín, ha sido la pérdida de varios árboles longevos, algunos de ellos plantados por lo los propios vecinos cuando se instalaron en el barrio, (alrededor de una docena de grandes árboles se han talado o retirado en el distrito).

No se trata, por lo general, de árboles enfermos o viejos. Algunos se han caído debido a los fuertes vientos y otros, ante el posible riesgo, han sido retirados preventivamente por los servicios de poda y jardinería del Ayuntamiento. Pero es obvio que estas pérdidas podrían haberse evitado con un mantenimiento básico de la jardinería de nuestro barrio.

Y es que, junto a Vallecas y Villaverde, Usera es el distrito de Madrid al que se le dedican menos recursos dedica para jardinería y limpieza. El arbolado no se ha podado durante años, o no se poda en el tiempo idóneo. A lo que se suma parterres y zonas ajardinadas sin riego en los que las plantas sufren, o incluso perecen, en verano. Hay quejas y peticiones desantendidas de vecinos que piden un saneado de las copas de los árboles porque incluso rozan las ramas con sus ventanas… Todo ello desemboca en que, cuando arrecia el temporal, es necesario sacrificar nuestro arbolado. 

Ante el riesgo para las personas y sus pertenencias no queda otra que talar. Pero si se actúa a tiempo y con podas preventivas, eso se evita. Por eso, en los casos de estas últimas semanas, se puede decir que “ya es tarde para llegar pronto”. Por eso, para recuperar nuestros jardines y alcorques, seguimos solicitando que se repongan los árboles talados; y que se mejore el mantenimiento de los existentes.

Mantener el arbolado y jardines no es sólo una cuestión estética. Los árboles: 1. regulan la temperatura también en el entorno urbano; 2. dan frescor en el verano; 3. suavizan heladas en invierno; 3. atraen y mantienen aves insectívoras que ayudan a reducir mosquitos y otras plagas; 4. fijan dióxido de carbono; y 5. ayudan a frenar el cambio climático. ¡No es poco! Y todo se pierde si no se cuidan y se acaban talando.

Queremos, necesitamos, tenemos derecho a un barrio con árboles y jardines, que estén sanos y cuidados, que se dediquen los recursos necesarios y con la previsión suficiente.

 

Deja un comentario

Cerrar menú