EL PARLAMENTO EUROPEO HA ENTREGADO EL GALARDÓN CIUDADANO EUROPEO 2020 A LA RED VECINAL “SOMOS TRIBU VALLECAS” POR SU IMPORTANTE PAPEL SOLIDARIO DURANTE ESTE AÑO DE PANDEMIA DE LA COVID-19.

EL PARLAMENTO EUROPEO HA ENTREGADO EL GALARDÓN CIUDADANO EUROPEO 2020 A LA RED VECINAL  “SOMOS TRIBU VALLECAS”  POR SU IMPORTANTE PAPEL SOLIDARIO DURANTE ESTE AÑO DE PANDEMIA DE LA COVID-19.

Las portavoces de Somos Tribu, que a día de hoy sigue distribuyendo 340 cestas de comida semanales a familias vulnerables, han hecho extensivo el premio a todas las redes, asociaciones y movimientos vecinales.

 

“En primer lugar, queremos agradecer a los miembros del jurado y al Parlamento Europeo esta distinción, que para nosotras significa poner en el centro a las personas por encima del capital. Cuando en marzo de 2020 nació Somos Tribu Vallekas no podíamos imaginar que más de un año después seguiría siendo necesario mantener cinco despensas de alimentos para nuestras vecinas con una media de reparto de 340 cestas semanales”. “Es evidente que alguien no lo está haciendo bien, y no somos nosotras. Entendemos este premio como el reconocimiento por parte de la Unión Europea, que en el territorio de una de las principales instituciones del llamado primer mundo, aún no está asegurado el derecho a la alimentación”.

“Muchos medios de comunicación nos han preguntado en todo este tiempo que si pudiéramos hablar con algún político qué les diríamos, y sin duda nos gustaría decirles muchas cosas: como que cuando se ponen en marcha medidas de escudo social ante una crisis social como los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital, hay que dotar de medios a la Administración pública para poder ejecutarlos y que lleguen al destinatario final; no se puede abordar una crisis como la actual recortando en sanidad pública y en la escuela pública como se lleva haciendo en la Comunidad de Madrid desde hace décadas y esperar que esto no tenga consecuencias, como haber sido el epicentro mundial de la pandemia en muchos momentos de la crisis del Covid o que el fracaso escolar y la brecha digital en nuestro barrio nos hayan estallado en la cara. No podemos querer ser una ciudad de primera con unos Servicios Sociales infradotados, con unos excelentes trabajadores y trabajadoras sin los recursos necesarios para afrontar el día a día y menos aún para afrontar una crisis social como la que estamos viviendo”.

 

“Esta crisis social y sanitaria la está sacando adelante la ciudadanía, las personas sanitarias, conductores y conductoras de autobuses, cajeros y cajeras de supermercados, personal de limpieza, repartidores y repartidoras, trabajadoras y trabajadores sociales, el comercio de barrio… Y cada una de las personas que se levantan cada mañana porque, aunque sea precaria, esa nómina sostiene a una familia”.

“No pretendimos nunca sustituir los deberes de la Administración, siempre nuestro discurso ha sido el de sumar, pero a veces nos lo ponen tan difícil que agota, nos cierran espacios vecinales, despensas solidarias, nos llaman “subvencionados y mantenidos”, nos llaman “chiringuitos”, “estercoleros multiculturales”, y cosas muy feas. Entonces llega este reconocimiento, que es vuestro, de las asociaciones vecinales, los centros sociales, las mareas defensoras de lo público, de las vecinas y vecinos que durante este año se han unido a las redes vecinales de sus barrios.

Deja un comentario

Cerrar menú